Proyecto Madrid Centro

Proyecto Madrid Centro

Proyectos Urbanos

El Proyecto EstratA�gico para el Centro de Madrid (1) realizado por iniciativa del Ayuntamiento de la Capital, ha constituido la oportunidad de ensayar un nuevo enfoque urbanismo capaz de afrontar los desafA�os derivados de globalizaciA?n, cambio climA?tico y transformaciA?n social a partir de la transformaciA?n y reciclaje de la ciudad existente.

Para ello. El Proyecto adopta como perspectiva estrategia la puesta en valor del capital social, econA?mico, espacial y simbA?lico del Centro de Madrid y el entendimiento de la ciudad desde los procesos reales que la configuran y no solo desde lanormativa. A fin de responder a la complejidad espacial y social de la ciudad desde un entendimiento asimismo complejo de las tA�cnicas e intervenciones urbanA�sticas. Esta estrategia se articula entorno a una serie de ejes esenciales:

  • El espacio pA?blico como sistema organizativo, referencia identitaria y elemento mediador entre la ciudad y sus habitantes.

Se hace necesario reinventar el espacio pA?blico local como gran argumento de la transformaciA?n urbana. El Proyecto EstratA�gico parte del convencimiento de la calidad del espacio pA?blico es el catalizador mA?s relevante para desencadenar la transformaciA?n de la ciudad. En consecuencia, se hace necesaria la reinvenciA?ndel espacio pA?blicodesde la perspectiva de la limitaciA?n y racionalizaciA?n de la preeminencia del automA?vil privado y la recuperaciA?n de la calle como espacio ciudadano para la movilidad peatonal y ciclista, la actividad econA?mica, el descanso y el encuentro. A� Este enfoque se sustenta sobre el elemento mA?s simple pero mA?s rico del sistema de espacios pA?blicos urbanos: la calle. En el Centro la calle constituye el referente de la edificaciA?n, el soporte de la movilidad y, a travA�s de su zA?calo comercial, la membrana de interacciA?n entre las esferas de lo pA?blico y lo privado. Por este motivo, trabajar la interrelaciA?n entre calle y edificio ofrece la oportunidad de explotar el potencial de un tejido rico en espacio disponible y abre tambiA�n la posibilidad de repensar las funciones, densidad y configuraciA?n volumA�trica del islote urbano o la manzana. Lejos de entender el tejido central como agotado, el Proyecto EstratA�gicoA� propone repensar la organizaciA?n del espacio construido desde la A?ptica de lo que hemos venido a denominar a�?nueva cA�lula urbanaa�?. Esta se basa en dos ideas esenciales, apreciables en los planos de nueva organizaciA?n espacial del Centro y de detalle de aplicaciA?n de la propuesta a una manzana tipo.A� A partir de la discriminaciA?n de los trA?ficos de paso y de los trA?ficos exclusivos para residentes se consigue la creaciA?n de A?reas ambientales en las que es factible invertir la desigual distribuciA?n del uso de la calle entre el automA?vil y el ciudadano, que hoy en dA�a se concreta enMadrid en un desproporcionadoA� predominio del espacio asignado a los vehA�culos privados. Mientras estos solo resuelven el 30 % de los viajes con origen y destino en el A?rea central, se benefician del 70 % del espacio efectivo de las calles. La propuesta del Proyecto EstratA�gico ofrece una alternativa, radical pero susceptible de implementarse de manera incremental y con bajo coste, a la necesidad de introducir limitaciones al acceso indiscriminado de los vehA�culos al Centro sin poner en crisis la accesibilidad como cualidad esencial asociada a la centralidad. Las estructura de calles principales garantiza el acceso mediante transporte pA?blico y automA?vil a la totalidad de la trama urbana, pero la malla secundaria de calles de acceso restringido a residentes permite crear una red complementaria en la que el confort peatonal, la accesibilidad ciclista, la arborizaciA?n y las actividades econA?micas y comerciales se convierten en los elementos principales. La nueva cA�lula urbanaconstituye tambiA�n el A?mbito coherente para reorganizar el acceso de los ciudadanos a los servicios y dotaciones de proximidad, importante instrumento de correcciA?n de las desigualdades geogrA?ficas.

  • La naturalizaciA?n de la ciudad como estrategia activa de construcciA?n de un nuevo paisaje urbano.

El Proyecto EstratA�gico concede una importancia capital a la recuperaciA?n de la memoria geogrA?fica de la ciudad. La topografA�a original, los cursos de agua, las cornisasa��. han quedado con frecuencia eclipsadas por el predominio de la homogenizaciA?n constructiva y la movilidad. Buen ejemplo de ello ha sido el destino que durante cuatro dA�cadas ha tenido el rA�o Manzanares como soporte de una autopista urbana: la M30. El Proyecto propone la creaciA?n de un nuevo sistema verde local vertebrado entorno a la recuperaciA?n del rA�o Manzanares, que a su vez constituye el vA�nculo con los grandes espacios naturales de la regiA?n de Madrid: Sierra del Guadarrama, Cuenca del Manzanares, Monte de El Pardo, Parque del Jarama y Vegas del Tajo-TajuA�a. Esta estrategia articula la conexiA?n de las grandes piezas verdes del interior de la Almendra Centralde Madrid a travA�s de una trama capilar de calles verdes y pequeA�as plazas hasta configurar verdaderos corredores ambientales en el interior de la ciudad, que se verA�an reforzados con la incorporaciA?n de la naturaleza al propio tejido construido: jardines verticales y cubiertas verdes. Con ello se persigue una sinergia positiva entre la mejora de la calidad urbana y la mitigaciA?n del cambio climA?tico, iniciando el cambio de la ciudad centralA� entendida como sumidero de consumo energA�tico a potencial productor de energA�as limpias y sumidero de carbono.

  • El Centro como activo econA?mico de la metrA?poli madrileA�a.

Como respuesta a los procesos emergentes de suburbanizaciA?n el proyecto promueve salvaguardar la localizaciA?n de la centralidad institucional, cultural y corporativa, entendida como a�?activoa�? de la ciudad en su conjunto y de la regiA?n metropolitana. Para ello el Proyecto opta por un a�?Madrid hibridoa�?,A� defendiendo la integraciA?n de la mA?s amplia elecciA?n de actividades econA?micas (tradicionales e innovadoras) y comerciales integradas en los tejidos residenciales.Entendiendo que este mestizaje constituye la base de la complejidad urbana,el Proyecto apuesta, igualmente, por hacer factible la implantaciA?n de actividades innovadoras asumiendo la dimensiA?n econA?mica que la creaciA?n cientA�fica cultural y artA�stica tiene en las metrA?polis contemporA?neas. En tal sentido diseA�a multitud de acciones orientadas a facilitar la creaciA?n de un entorno atractivo para la localizaciA?n de personas y actividades vinculadas a la creaciA?n y a la innovaciA?n. Es decir, apuesta por sustentar la atracciA?n del talento creativo sobre las condiciones objetivas de un tejido social y econA?mico complejo y un espacio urbano de calidad.

  • Construir la identidad desde el reconocimiento de la pluralidad de una ciudad compleja.

El Proyecto atribuye alA� Centro un papel esencial en la conformaciA?n de una identidad compartida. El Centro constituye el referente y el espacio comA?n para el conjunto de los madrileA�os.HistA?ricamente esta cualidad se ha visto fortalecida por la presencia y capacidad de atracciA?n de los grandes equipamientos y espacios pA?blicos singulares. El Proyecto pretende conservar este activo y completarlo con un a�?Madrid prA?ximoa�?, es decir, con la potenciaciA?n del mosaico de identidades locales vinculadas al crisol de espacios sociales diferenciados que hoy por hoy conforman la ciudad. Como ya ha sido referido,A� el espacio pA?blico y los equipamientos de proximidad se constituyen, de esta manera, como argumentos clave en la nueva organizaciA?n a�?celulara�? del Centro.

  • Una nueva cultura de la gestiA?n pA?blicaA�

Finalmente, la transformaciA?n de las lA�neas estratA�gicas en acciones y de estas en proyectos sociales, arquitectA?nicos e infraestructurales demanda de las Administraciones pA?blicas y entidades privadas un cambio radical en el estilo de gestiA?n o gobernanza en torno a tres conceptos clave: IntegraciA?n: reconocimiento de la pluralidad de interA�s y sensibilidades presentes en el Centro. ConcertaciA?n: construir una estrategia compartida desde la cooperaciA?n la participaciA?n institucional y ciudadana y la negociaciA?n. Transversalidad: construir una estrategia compleja capaz de integrar las visiones locales y sectoriales tanto de las Administraciones como de la Sociedad Civil madrileA�a. A�