Camp Redó

Camp RedA?

Edificación, Proyectos Urbanos

TRANSFORMAR PARA REUTILIZAR

El proyecto se concibe desde un planteamiento maduro de los principios operativos de los principios de sostenibilidad. Se pretende el reciclaje de la barriada de Camp RedA?. Para ello hemos tenido en cuenta la ciudad en toda su complejidad, analizando las A?ltimas experiencias europeas que avalan que el coste econA?mico y social de esta recuperaciA?n es siempre menor que la demoliciA?n y obra nueva.

Entendemos que los contenedores habitacionales, ademA?s de aportar un interA�s arquitectA?nico como testimonio de un importante episodio histA?rico, tienen hoy un gran potencial arquitectA?nico. Por ello, se propone para los bloques de vivienda una actuaciA?n renovadora que actualice, renueve y transforme esas construcciones a las condiciones y demandas de la vivienda contemporA?nea. Asimismo, la restituciA?n de su arquitectura debe ir acompaA�ada de la rehabilitaciA?n urbana del entorno para conseguir su reintegraciA?n completa, y la rehabilitaciA?n funcional de su uso como estrategia de intervenciA?n. Lo cual conlleva la inserciA?n o recuperaciA?n de redes de servicios y espacios pA?blicos a diferentes niveles.

Se plantean diversas estrategias de intervenciA?n para este reciclaje, conscientes de que la arquitectura, entendida como una herramienta operativa puede recuperar su vigencia, vitalidad y funcionalidad capaz aA?n de constituir esos contenedores como espacios vA?lidos para la vivienda contemporA?nea.

FLEXIBILIDAD Y ACCESIBILIDAD

La propuesta consiste en rehabilitar los dos bloques, conservando la estructura y la mayor parte de los elementos existentes. De modo que se pretende reducir la generaciA?n de residuos inertes y optimizar costes. La estructura existente de muros perimetrales de 1 pie de ladrillo perforado y pA?rtico interior con pilares y vigas descolgadas de hormigA?n armado con forjados unidireccionales de viguetas de hormigA?n no presenta patologA�as graves ni va a sufrir aumento de cargas por lo que se mantiene considerando la aplicaciA?n de los adecuados refuerzos de fibra de carbono en los pA?rticos.

El centro de dA�a se sitA?a en planta baja con dos accesos desde el espacio central ajardinado y un acceso de proveedores desde la zona de servicios. En planta baja se sitA?an todos los usos pA?blicos sin ningA?n tipo de barrera arquitectA?nica y con una fluida relaciA?n interior exterior que gracias al buen clima de Mallorca puede permitir a los usuarios disfrutar de actividades al aire libre. Bajo rasante se realiza un paso subterrA?neo de conexiA?n entre ambos bloques y se introducen las dependencias de personal y servicio, con iluminaciA?n y ventilaciA?n natural por medio de un patio inglA�s ataludado. Esta operaciA?n, de construcciA?n bajo un edificio existente, es cada dA�a mA?s frecuente y no supone ningA?n riesgo. Supone la eliminaciA?n del actual forjado antihumedad y se excava por bataches para construir los muros de contenciA?n y losa de cimentaciA?n.

En las plantas superiores se sitA?an las viviendas, a las que se accede por las calles exteriores. Asimismo se cambian los nA?cleos de acceso y comunicaciA?n vertical para adaptarse a las nuevas normativas e introducir ascensores. De igual modo se sustituyen en el interior de la vivienda las instalaciones obsoletas por otras de alta eficiencia. Se proyectan 12 viviendas adaptadas dobles y 24 viviendas adaptadas individuales para un total de 44 mayores.

Para mejorar las condiciones de confort y flexibilidad de las viviendas los tabiques se cambian por particiones mA?viles que se adapten a las necesidades variables de los usuarios, de tal forma que los dormitorios pueden aA�adirse al salA?n con facilidad y sin necesidad de obra.

ECONOMA?A DE MEDIOS Y RIGOR CONSTRUCTIVO

La propuesta se rige por criterios de funcionalidad y economA�a. Teniendo en cuenta el enorme ahorro que supone la no demoliciA?n de lo existente, lo que reduce enormemente el volumen de obra y permite que la calidad de los nuevos elementos sea superior a la habitual y esa inversiA?n en nueva tecnologA�a y mejora de las condiciones de confort redunde en beneficio de los usuarios.

OPTIMIZACIA�N DE LOS RECURSOS NATURALES Y REDUCCIA�N AL MA?XIMO DEL CONSUMO ENERGA�TICO

La primera fuente de energA�a del MediterrA?neo proviene de su fuente de insolaciA?n natural. El nA?mero de horas de sol en Mallorca ronda los 2500 h/aA�o, lo que se traduce en un aporte energA�tico de unos 5500 WH/m2 y dA�a. Este proyecto pretende aprovechar esta energA�a para el funcionamiento interno de los edificios y alcanzar una arquitectura tA�rmicamente controlada.

Aprovechando las caracterA�sticas inerciales del cerramiento existente, y aA�adiendo las dos capas de aislamiento tA�rmico (por el exterior y por el interior), se genera un desfase y un amortiguamiento de la onda tA�rmica que permite que los valores mA?ximos de temperatura interior sean homogA�neos y confortables. Al colocar el aislamiento tA�rmico en la cara exterior del cerramiento se minimiza el calor que transmite del exterior al interior en verano y aumenta la capacidad de acumulaciA?n tA�rmica del calor producido en el interior del edificio debido a las ganancias por insolaciA?n a travA�s de los huecos.

En invierno, el paramento acumula calor en las horas en que luce el sol y lo distribuye a lo largo del dA�a. De este modo minimiza las necesidades de calefacciA?n del edificio y atenA?a el enfriamiento nocturno. En verano, las contraventanas de madera con lamas orientables evitan el soleamiento y con ello se evita que en las horas centrales del dA�a la temperatura del edificio sea excesiva mientras que se aprovecha la ventilaciA?n nocturna para disipar la energA�a que estos muros emiten. La madera como material ecolA?gico a su vez da un aspecto confortable y de calidad al conjunto.

La fachada cerA?mica con enfriamiento por evapotranspiraciA?n constituye un mecanismo de regulaciA?n tA�rmica similar al que encontramos en la piel de los mamA�feros. AsA�, el elevado factor de forma de los bloques es un factor favorable para su eficiencia energA�tica, al tratarse de una envolvente activa capaz de intercambiar energA�a con el ambiente exterior de una forma inteligente. Placas solares tA�rmicas para la producciA?n de agua caliente sanitaria con acumulaciA?n y apoyo energA�tico centralizado, de forma que el reparto y consumo de energA�a se realiza de forma equitativa entre los distintos consumidores.